Butaca Zalasa

La butaca Zalasa es una butaca orejera clásica ideal tanto para ambientes clásicos como los más modernos en los que un toque retro siempre le da un toque de distinción.

Más detalles

PASO 2.
Selecciona composición
  • Butaca
    Butaca
PASO 3.
Añadir compra

231 €

Por qué comprar Butaca Zalasa

Butaca Zalasa

Butaca Zalasa, “La calidez del confort y la distinción en tu salón”

El sillón orejero se considera un clásico de la decoración de interiores, y aunque generalmente se le relaciona con ambientes conservadores y muy elegantes, también logra amoldarse como un mobiliario destacado que da un toque distinguido a las estancias modernas o con aires renovados. A este estilo pertenece la butaca Zalasa, la cual está elaborada con una estructura de madera de pino maciza y rematada en sus laterales y partes accesorias con tableros de partículas, recubierto todo ello con una capa de espumación que le confiere esas líneas limpias y estilizadas tan características de este tipo de sillones. 

Las dimensiones del modelo son lo suficientemente amplias para ofrecernos agradables momentos de descanso y relax en un espacio sumamente confortable. La altura del suelo al asiento de 47 cm y del asiento al respaldo de 70 cm, mientras que el fondo del asiento alcanza los 55 cm y la altura total de la butaca es de 108 cm.

El asiento está fabricado con un bloque de espuma de poliuretano de 15  cm de grosor y con una densidad de 32 kg que le confiere una sentada acogedora y firme ideal para pasar largas estancias en el sillón. 

Como butaca orejera que es tiene unas prácticas orejas a cada lado del respaldo, estas nos recogerán perfectamente la cabeza en caso de que demos una cabezadita en nuestra butaca.

Las patas son de madera torneadas de 15 cm de altura y que le dan un aspecto clásico y retro a partes iguales, aunque si lo prefiere pueden ser sustituidas por un práctico balancín para mecernos a gusto a la hora de la siesta.

Además, la butaca Zalasa  está disponible tapizado en telas antimanchas. Estas telas se pueden limpiar sobre el mismo sillón sin necesidad de desenfundarlo, aún así el sillón es desenfundable de asiento y respaldo.

 

Composición

El modelo Zalasa posee diseño para adecuarse a espacios clásicos. Con un total de 108 cm en la parte posterior del respaldo y 70 cm en parte externa de los brazos, es además muy cómoda para un mueble de sus dimensiones, ya que la profundidad del asiento alcanza los 55 cm y el ancho del mismo es de 45 cm. 

La altura de los asientos de la butaca es de 47 cm, lo que la hace una pieza elegante que no pasara desapercibida en la estancia.

El material usado para el relleno de asientos y respaldos cuenta con cualidades destacadas para hacer del confort una de las principales características de esta butaca.

Además, sus altas patas tienen la opción de ser sustituidas por un relajante balancín a gusto del cliente, lo que le permitirá mecerse relajadamente mientras disfruta de su descanso en esta butaca.

En cuanto a los materiales utilizados, se combinan equilibradamente la rigidez de la madera de pino macizo, la solidez de los conglomerados de madera, la suavidad y esponjosidad de la espuma de poliuretano, y un tapizado en telas de microfibra antimanchas, de bella apariencia y gran resistencia; elementos que conforman un mobiliario del que podremos disfrutar por mucho tiempo.

 

¿Por qué elegir esta butaca? 

Tapizado

Las telas elegidas para el tapizado de la butaca Zalasa se destacan por su gran calidad, suave textura y extensa durabilidad. Específicamente se dispone de los textiles pertenecientes a las colecciones Monet, Bronx y Arcalis. El tejido “Monet” es una microfibra con aspecto de piel curtida, transpirable y de superficie dócil; “Bronx” es una chenilla de pelo corto y voluminoso con una apariencia aterciopelada, que combina poliéster, acrílicos y algodón; mientras que el tejido “Arcalis” exhibe un estampado gofrado, una técnica que logra un bello relieve en la tela mediante la aplicación de presión y calor con rodillos de varias formas, en este caso el acabado es un grabado tipo dollaro muy elegante y llamativo.

Todas las telas poseen una amplia variedad de vibrantes y modernos colores, ideales para crear ambientes de tendencias modernas y diversos estilos según nuestras preferencias y los gustos personales.

Adicionalmente, las telas reciben un eficaz tratamiento antimanchas que les permite repeler líquidos, suciedad, polvo y otros agentes que pudieran dejar desagradables manchas en el tapizado; gracias a esta novedosa protección cualquier sustancia que caiga sobre la butaca quedara en la superficie y será muy fácil retirarla usando solo una toalla húmeda y pasándola con suaves movimientos circulares sobre la zona afectada.    

 

Estructura

La conformación interna de la butaca Zalasa cuenta con un armazón en madera de pino macizo, material reconocido por sus cualidades de dureza, capacidad impregnable y moldeable, que se deja trabajar fácilmente en el torno para lograr muebles con diseños dinámicos y llamativos.

La solidez de este mobiliario se fortalece al utilizar paneles de partículas de madera en los laterales, además, toda la estructura de madera recibe tratamiento especial con aditivos que la preparan para resistir la humedad, el ataque de los insectos y los hongos, aspecto que extiende la vida útil del sillón y garantiza un disfrute prolongado del mismo.

Para suavizar los cantos y terminaciones de la butaca se recubre todo con una generosa capa de espuma, un elemento muy resistente, transpirable y esponjoso que además de favorecer la comodidad actúa como componente de resguardo para el esqueleto, manteniéndolo seco y libre de bacterias.  

Todos los materiales se conjugan en un cuidadoso proceso de fabricación pensado para conseguir un mobiliario de alta calidad y durabilidad.   

 

Asiento

El asiento de la butaca Zalasa está elaborado con un bloque de espuma de poliuretano de 15  cm de grosor y con una densidad de 32 kg que le confiere una sentada acogedora y firme ideal para pasar largas estancias en el sillón. 

El respaldo confeccionado también en poliuretano, provee un soporte firme y suave para la espalda y la zona lumbar. Este material de relleno posee una alta capacidad de resiliencia que le permite amoldarse a la forma del cuerpo y recuperar su forma rápidamente después de un uso prolongado, es además muy transpirable, por lo que deja circular el aire hacia el interior manteniendo el sillón fresco, confortable y libre de malos olores que pueden producirse por la acumulación de humedad.  

 

Mantenimiento y limpieza 

La protección antimanchas aplicada a los textiles del tapizado forma una película invisible que recubre cada fibra del tejido, evitando que los líquidos y la suciedad puedan penetrarlo y producir feas manchas en el tapizado del mobiliario.

Este tratamiento representa una gran ventaja en cuanto a la facilidad de limpieza y mantenimiento que implica el cuidado de la butaca Zalasa. Debido que las sustancias vertidas sobre las telas queda en la superficie, se hace muy fácil retirarlas, utilizando tan solo un paño limpio humedecido y frotando de forma circular sobre la macha, hasta verla desaparecer.

Si considera que la suciedad amerita una limpieza más intensa puede realizar un lavado en seco sin retirar las fundas, solo agregue un poco de bicarbonato o jabón neutro en agua para mojar y exprimir la toalla antes de pasarla sobre el tapizado, luego se debe repetir el procedimiento pero humedeciendo solo con agua. Después de la limpieza debemos dejar secar completamente el sillón antes de volver a disfrutarlo.

En caso de preferir un lavado intenso en la lavadora automática, puede realizarse sin problemas puesto que las telas son desenfundables en siento y respaldo, solo debe cuidarse de no aplicar detergentes abrasivos, ni lejía, así como no exponerlas a altas temperaturas o someterlas a centrifugado, ya que esto puede afectar la belleza y calidad de las mismas.

  

Extras

El modelo posee unas elegantes patas de madera con altura de 15 cm que le dan un toque extra de distinción y facilitará la limpieza debajo de la butaca. También existe la alternativa de sustituir las patas fijas por un balancín para dejarnos acunar en este cómodo modelo mientras descansamos. Los colores para el barnizado de las patas pueden ser en negro o cerezo, según sea más conveniente a la decoración y al tono del tapizado. 

 

Diseño y decoración

Las butacas son muebles muy apreciados en la decoración ya que constituyen un complemento perfecto que armoniza con los otros muebles y aumenta la capacidad de plazas disponibles en la estancia. Al mismo tiempo y dependiendo del color elegido para el tapizado pueden resaltar dándole una nota de color y alegría al ambiente, o integrarse sutilmente aportando sobriedad y elegancia con su presencia.

Ese aire de distinción y el confort personalizado que provee una butaca se exalta aún más si elegimos una butaca orejera como el modelo Zalasa, un mobiliario que surgió a finales del siglo XVI en Inglaterra y cuyas protuberancias sobresalientes a la altura de la cabeza lograba proteger del frio invernal a sus usuarios; hoy podemos seguir disfrutando en nuestros hogares de la calidez e intimidad que nos brindan estos sillones, al tiempo que aportamos una imagen refinada y agraciada al salón.    

 

Estancia

Lo mágico de una butaca orejera es que puede ser un mueble decorativo, bello y funcional al mismo tiempo, pues se presta para vestir diferentes ambientes y usarse para diversos fines. De modo que podremos integrarla al salón, contrastando con el sofá, las paredes y el resto del mobiliario en general.

Si optamos por un tapizado de color vibrante y llamativo, será un punto focal muy alegre, que tomará gran protagonismo al tiempo que le ofrece a nuestros invitados un lugar cómodo para integrase a una animada tertulia.

Este modelo también se presta para crear un espacio acogedor e intimo, un rincón apartado en el hogar, que puede estar junto a una ventana para permitirnos relajantes momentos de contemplación, lectura y meditación.    

Además, es apropiada para integrase a nuestro dormitorio, colocada a un lado de la cama o junto a la ventana puede ser nuestro mueble personal para disfrutar de un rica siesta vespertina en los días libres.  

 

Colores

La variedad de colores disponibles para las telas de las colecciones Monet, Bronx y Arcalis nos permite elegir a gusto la tonalidad más conveniente para el tapizado, de forma que podremos armonizar la butaca Zalasa con el estilo decorativo de nuestra preferencia.  

Para ello es importante tomar en cuenta que si elegimos un color fuerte y llamativo para tapizarla, será un punto focal muy atrevido en la estancia; en cambio si optamos por un tono neutro, podremos integrarla sutilmente en el salón y variar con más facilidad de tendencia, en caso de que deseemos darle un nuevo aire al ambiente.

Entre los colores disponibles en las telas, podremos optar entre: blanco, choco, ocre, hámster, beige, green, mostaza, taupe, naranja, ceniza, piedra, gris, oliva y muchos otros, ideales para crear espacios con tendencia moderna, clásica, retro, nórdica, mediterránea y otras.   

 

Estilos

La imagen clásica y elegante de la butaca Zalasa se presta principalmente para integrarse a ambientes con decoraciones tradicionales, sin embargo, también es posible incluirla con mucho éxito en estilos que se combinen con tendencias más modernas, en los que aportará sobriedad, comodidad y distinción, aspectos que disfrutarán y agradecerán nuestros invitados. Por ejemplo, podríamos apostar por un salón clásico renovado con colores claros que reflejen la luz natural y nos permitan crear una estancia muy agradable y relajada. Para ello, podremos contrastar paredes claras que pueden ser en un tono vainilla o crema, en juego con un sofá amplio en beige, piedra o hámster, sobre el que colocaremos cojines en distintos tonos de verde como pistacho o verde menta y algunos en amarillo pálido; la butaca Zalasa podremos tapizarla en oliva o green, creando un foco de atención muy relevante. Una alfombra rectangular de pelo corto y en beige claro puede ayudarnos a definir el espacio y aportar luminosidad; mesa de centro y mesitas auxiliares redondas y en madera clara, suavizarán las formas. Añadiremos arreglos florales muy sencillos y naturales con delicadas flores blancas que darán una sensación de frescor. Una pintura grande con visos verdes y tierra en la pared hará un contraste llamativo.     

 

También es posible elegir un tema más telúrico si apostamos a un estilo sencillo con un aire provenzal, en ese caso apostaremos por los colores cálidos en las paredes, sin dejar de ser claros y luminosos, acompañaremos con dos sofás tresillos en color blanco, ocre o beige, acompañados por nuestra butaca Zalasa en un color mostaza, naranja o taupe. Acompañándolos por elementos decorativos en ladrillo, piedra y madera, que traerán un ambiente rupestre a la estancia, también quedan muy bien elementos en mimbre o fibra, así como algunas flores naturales con notas de color. Una combinación de lo rustico y lo elegante que producirá un ambiente muy accesible que invita a disfrutar una buena tarde de tertulia.             

FICHA TÉCNICA

  • Buta

  • Butaca balancín

* La opción de retirada de viejos tiene un coste de 50 € por pieza.

TELAS PARA EL TAPIZADO

Condiciones de entrega:

Este producto se entregará subido al domicilio (nunca a pie de calle) ten en cuenta que el 80% de los daños que se producen en el transporte de un sofá se producen en el momento de subirlo a nuestro domicilio por ello es conveniente que lo suban profesionales del sector que en el caso de producir un daño al sofá serán ellos responsables.

En el momento de la entrega revisa la mercancía ante el transportista y comprueba que es exactamente los que pediste (medida, posición de la chaiselongue, acabado etc. También tendrás que comprobar que la mercancía no está dañada ya que no se aceptarán devoluciones por daños posteriores no especificados en el albarán de entrega.

Las distintas versiones de color y tela de este sofá se han generado por ordenador, por lo que no son exactas aunque si muy aproximadas.

Este producto no se sirve en Baleares y Canarias.

Para el transporte de este sofá se divide en módulos (en el caso de chaiselongue) y se embala cada uno de ellos protegiendo las esquinas del mueble. Este embalaje supone entre 5 y 10 cms. más del tamaño original de cada pieza. Es responsabilidad del cliente asegurar que el sofá cabe por el ascensor o las escaleras de su vivienda. En la ficha técnica encontrará las medidas.

Estas medidas podrán variar 5% + ó – ya que al ser un modelo tapizado no siempre tiene las medidas exactas indicadas.

► Logística de entrega

En las siguientes provincias la entrega puede sufrir una demora de hasta 10 días laborables por el reparto de la empresa logística:

  • Asturias
  • León
  • Galicia

En las siguientes provincias la entrega puede sufrir una demora de hasta hasta 12 días laborables por el reparto de la empresa logística:

  • Teruel
  • Badajoz
  • Lleida
  • Girona
  • Almería

En periodos vacacionales los pedidos tienen un plazo de entrega de 40 días hábiles.

Ficha técnica de Butaca Zalasa

Altura108 cms
AnchuraButaca Orejera Clásica
Profundidadmedidas 80 x 80 cm
TapizadoMonet, bronx y Arcalis
ComposicionesModelo estilo clásico

Opiniones


Haz clic aquí para dar tu opinión




Vídeo

src="https://www.youtube-nocookie.com/embed/Ol54xcB4fQQ?rel=0&showinfo=0enablejsapi=1&origin=https://www.tutiendadesofas.es/&loop=0&vq=hd720p60"

10 otros productos de la misma categoría: Butacas

Productos Relacionados