Por razones de mantenimiento o tiempo, el material de cuero puede escamarse, agrietarse o rayarse. Si bien, la manera de impedir que esto suceda es a través de la hidratación de la piel, existen maneras de restaurar los daños ya ocasionados. Sin necesidad de mandar a reparar tu sofá de cuero, siendo el cuero de por si un material de precios altos; te ofrezco estas recomendaciones y métodos para recuperar tu sofá de piel.

Preparación de tu sofá de piel

Antes de aplicar cualquier producto debes limpiar tu mueble para eliminar cualquier suciedad que impida el proceso exitoso de tu restauración. Para ello utiliza un trapo seco o una bayeta para retirar el polvo o puedes usar también un cepillo de cerdas suaves con el que puedas barrer el sucio y posteriormente una aspiradora que lleve consigo cualquier resto de la superficie.

Deterioro de la piel

A continuación te dejo las soluciones, según la gravedad del daño de la piel.

Rayones o roces superficiales

Si tu sofá tiene alguna de las anteriores sencillamente con aplicar un poco de vaselina en el lugar de la marca con ayuda de un pañito seco, al ser absorbido por el tejido, recuperará su forma natural.

    Posteriormente, puedes aplicar, si lo deseas, un betún que sea del mismo color del material del sofá. Para asegurarte que es el correcto aplícalo previamente en un lugar poco visible del mueble (puede ser en la parte trasera) para descartar que no vayas a manchar el cuero, también puedes aplicar tinte para cuero. Verificado el color procede a aplicarlo en la zona afectada con ayuda de un algodón.

Grietas en tu sofá de piel

Para unir la separación de los bordes de la grieta deberás utilizar un pegamento para cuero.

Preparación del sofá

Antes de aplicarlo, destina al lugar de la abertura un poco de alcohol isopropilico al 70% por medio de un algodón, asegúrate de no excederte con el alcohol, solo humedece el algodón y pasa uno seco luego. Hay otros productos con los que puedes preparar el cuero previo al pegamento, si lo deseas puedes usarlos.

Aplicación de soluciones

Aplica una capa delgada del pegamento en los bordes de la grieta con un palillo de madera o un hisopo

Une con las manos la grieta de forma uniforme, es decir que los dos bordes se encuentren nivelados.

No montes un lado encima de otro, procura que se vea lo más natural posible.

Ten papel absorbente o servilleta a la mano para retirar el exceso de pegamento de la parte visible cuando el mismo se encuentre húmedo aun, ya que al secarse será difícil retirarlo.

Surcos profundos en la piel de tu sofá

Para rellenar el corte, debes tener el material para el parche un poco más grande que el surco, el pegamento para cuero y el cuero liquido o masilla; igual lo puedes reparar con un kit de reparación de cuero, el cual trae consigo todos los materiales necesarios para el proceso. Otra opción es un parche para cuero, que solo necesitaras pegar en el sitio roto.

Preparación del tapizado

Efectúa la limpieza antes del producto de la misma manera señalada anteriormente. Para escoger el material del parche puedes optar por cuero, piel sintética o cualquier tela que te ofrezca la firmeza necesaria y la elasticidad que permita el uso del mueble sin que esta se rompa y se dañe tu trabajo.

Aplicación de soluciones

Corta un pedazo un poco más grande que el surco que vas a cubrir.

Lija un poco la superficie.

Introduce la pieza dentro del agujero asegurándote de no dejar ningún espacio vacío. En el caso de haber escogido tela, asegúrate de verificar que no tenga arrugas.

Pega los lugares que coincidan con la parte interna del cuero por medio del pegamento para cuero.

Ejerce presión en la parte externa de los lugares con pegamento para unir.

Retira el exceso de pega con servilleta o papel absorbente.

Espera el tiempo de secado indicado en el instructivo del pegamento.

Una vez seco limpia la zona de la misma manera indicada en el proceso previo del método anterior.

Con cuidado utiliza una tijera para cortar cabello o una hojilla, para eliminar los sobrantes externos del agujero, de manera que dejes todos los extremos  nivelados. Si la tapa del agujero está en buen estado puedes pegarla y rellenar solo las grietas que quedan entre los bordes.

Aplica el cuero líquido o masilla mediante una espátula dejando la superficie lo más pareja y lisa que puedas, sin extender demasiado el producto por zonas que no lo necesiten, y de ser así retirar el exceso.

Espera a que culmine el tiempo de secado indicado en el instructivo del producto.

Si notas alguna desproporción en la zona, puedes aplicar de nuevo el producto para unificar.

Aplica un tinte para cuero del mismo color de tu sofá, si no estás segura que es el correcto, cubre con él una pequeña parte poco visible del mueble y retíralo con servilleta o papel absorbente.

Una vez verificado el color, utiliza una esponja para pintar el lugar humedeciéndola con el producto y empleándola a toquecitos sobre la superficie (aplica el tinte que sea necesaria para igualar los colores)

De ser necesario, puedes aplicar un acabado. Esto te permitirá dar el brillo que originalmente poseen la mayoría de los muebles de cuero, si notas desigualdad en este aspecto en el lugar del parche, puedes aplicar este producto en los lugares opacos.

Puntos pelados en el sofá

Corta los hilos de cuero sobresalientes

Utiliza una lija poco abrasiva, es decir una de grano fino, para igualar las partes.

Aplica una capa de cuero líquido o masilla para cuero en la zona afectada, de la misma manera antes señalada. Esperando el tiempo de secado y lijando las desigualdades finales.

Aplica una capa de tinte para cuero con una esponja del mismo color del cuero del sofá, si no estás seguro del color aplícalo en una pequeña zona y retíralo con servilleta o papel absorbente.

Descamación de la piel

Limpia con una bayeta humedecida con agua combinada con un poco de jabón para ropa delicada, y aplícalo en el lugar donde se encuentre el daño con movimientos circulares.

Seca con una bayeta o un paño seco.

Humedece un algodón en alcohol y aplícalo en el lugar pronto a descamarse.

Realiza de nuevo una mezcla de agua y jabón y humedece una lija de grano 320 para pasarla por el lugar donde pasaste el algodón.

Aplica dos finas capas de tinte para cuero del mismo color de tu sofá, al colocar la primera capa espera su secado y  pasa una lija de 400 granos. Posteriormente, luego de quitar los residuos de la lija aplica la segunda capa y espera su secado.

 Si consideras que a tu sofá le hace falta otra mano de tinte, puedes hacerlo siguiendo el mismo procedimiento.

Por último acondiciona el cuero con el producto de tu preferencia (opcional).

Dato: El tinte para cuero lo puedes encontrar en el color exacto de tu sofá, si se te hace difícil conseguirlo por tu propia cuenta, puedes pedirlo dando una muestra del color de tu sofá a una empresa especializada en dichos tintes y te harán llegar el color que necesitas.

Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de sofás es una tienda online especiallizada en Sofás, chaiselongue, sillones y sillones relax premiun a precio económico. En tu tienda de sofás somos fabricantes españoles que ofrecemos sofás a medida, personalizados con la máxima calidad. Nuestra gran producción nos permite ofrecer los mejores precios del mercado en sillones de gran calidad. A diferencia de otros comercios online y físicos nuestra estrategia no es ofrecer muebles de descanso abaratando a base de reducir su calidad, para tu tienda de sofás, con más de 40 años de experiencia en el sector es que nuestros sofás y chaise longue están creados para que ofrezcan la mejor comodidad durante el mayor tiempo posible.
Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de Sofás

Latest posts by Tu Tienda de Sofás (see all)