¿Cómo limpiar un sofá con vaporeta?

A través de una vaporeta puedes limpiar tu sofá de tela, y conseguir una mayor limpieza y olor en el hogar, cuidando el sofá de una manera que cualquier producto eficiente no puede cuidar igual. Además, debido a que ésta y su vapor, tiene altas temperaturas y puedes disolver mejor la suciedad, desprender las manchas, limpiar la grasa… A través de esta máquina de vapor, también puedes llegar a quitar las manchas de diferentes tipos de muebles, incluso las manchas que sean difíciles de quitar. Aunado a que renovarás tu mueble, debido a que la misma al desprender el sucio permite devolver el color a la tapicería, aunque esta sea delicada.

Limpieza inicial del polvo:

Como limpiar un sofá con vaporetaComo te recomendamos, deberías usar una aspiradora sobre la tela, para la limpieza del polvo de tu sofá antes de proceder a aplicar el vapor. De esta manera eliminaras de la tela los cabellos, polvo, basuras, entre otros, y podrás dejar a la vista cualquier tipo de mancha que el mueble tenga. Las aspiradoras, al igual que las vaporetas también traen consigo los distintos accesorios que te permiten llegar a los distintos lugares de tu sofá, incluyendo aquellos surcos que los mismos tienen y donde se puede acumular el sucio. Asegúrate de hacer esta primera limpieza de manera exhaustiva, que ningún lugar quede con suciedad, no importa cuánto tiempo tardes, lo importante es que esto te permitirá limpiar con un mejor resultado.

Llena la vaporeta:

Para limpiar tu mueble primero debes llenar el depósito de la vaporeta donde se introduce el agua. Coloca la cantidad necesaria, sin pasarte del límite, debes fijarte en que el agua que utilizarás no tengas agentes externos que puedan hacer fallar la máquina. Te recomiendo que utilices agua filtrada.

Sigue las instrucciones de tu vaporeta, ya que hay algunas que permiten que coloques un producto de limpieza además del agua y así puedas enjabonar también tus muebles, sin embargo, si la tuya tiene esta opción, no te excedas en las cantidades, ya que puedes enjabonar de más tu mueble y después te dará más trabajo el sacar el mismo.

Arma la vaporeta:

La vaporeta trae consigo distintos accesorios que se le van colocando según el lugar en el que se vaya a usar la misma, entre ellas, las de tapicería, introduce en la maquina  la boquilla recomendada por el fabricante especialmente para usar en este tipo de material.

Enciéndela:

Antes de encenderla, asegúrate de no tener el botón en encendido y enchúfala. Espera un tiempo de manera que tome la temperatura necesaria.

Antes de manejarla:

Para cerciorarte de no tener ningún inconveniente, antes de comenzar la limpieza, revisa la etiqueta de tu sofá donde se especifiquen los métodos de limpieza admitidos por la tela, más, si no lo puedes verificar de esta manera, antes de usar la máquina, aplica el vapor en un rincón pequeño del sofá. Esto te permitirá estar seguro que no causa ningún daño en la tela o material de confección de ese sofá. Ten cuidado de no quemarte, ya que la vaporeta tiene altas temperaturas, lo que da paso a que el agua se convierta en vapor y al salir puede quemarte.

Paño seco:

Luego de pasar la máquina y aplicar el vapor por los lugares necesarios, debes limpiar con un paño seco debido a que este artefacto te permite aflojar la suciedad, más no la absorbe.

Aplica el vapor:

Como limpiar un sofá con vaporetaUtiliza la máquina para limpiar cada rincón de tu mueble, quita tus cojines para poder limpiar con el vapor las partes de abajo de los mismos, introduce el accesorio que se utiliza solo para eliminar la suciedad de los lugares más difíciles de alcanzar. Si tu mueble cuenta con cojines, límpialos también, para realizarlo sigue el mismo procedimiento señalado desde el principio, es importante que tu sofá quede completamente limpio, y los cojines forman parte de él.

Si te parece que el sofá no quedo lo suficientemente limpio como querías, o hay alguna mancha que deseas limpiar, y a la primera vez no se eliminó, puedes sencillamente repetir el procedimiento cuantas veces como sea necesario, sin necesidad de esperar su secado.

 

Finalmente:

Al terminar de utilizar la vaporeta debes dejar que el mueble se ventile el hogar de manera que se seque. No lo uses hasta que el mismo culmine su lapso de secado, más si deseas que este procedimiento sea más rápido puedes ayudarte con una secadora, un ventilador o algo parecido.