Alargar la vida de tu Sofá de tela: Limpieza y cuidados.

La comodidad y belleza que nos brindan los sofás de tela los han convertido en los favoritos para decorar el salón principal, así como cualquier otro ambiente que deseemos vestir con un mueble hermoso y confortable. Lamentablemente una las principales desventajas de las tapicerías en tela es que son muy propensas a que se produzcan manchas y se acumule suciedad por el uso continuo, problemas que afean la impecable apariencia original de nuestro mobiliario.

A pesar de que los fabricantes de las tiendas profesionales de muebles han optado cada vez más por usar telas de alta resistencia y durabilidad, algunas incluso con tratamientos especiales antimanchas que alargan su vida y belleza, un sofá de tela siempre necesitará un cuidado y limpieza regular de la cual dependerá en mucho que podamos disfrutar por mucho más tiempo de nuestro sillón favorito.

Por ello es conveniente conocer los aspectos más importantes relacionados con la limpieza de una tapicería de tela, así como esos trucos sencillos pero valiosos que nos ayudarán a mantener nuestro mueble con una presencia perfecta y agradable por muchos años.

 

Antes de hacer la limpieza

En primer lugar, antes de arriesgarnos a improvisar o probar productos y técnicas de limpieza que puedan ser contraproducentes para el tapizado, es importante conocer algunas características fundamentales de nuestro sofá:

Tipo de tela: siempre se recomienda investigar acerca del tipo de tela utilizado en nuestro mueble, por lo general, las telas sintéticas como la microfibra son las más utilizadas por sus cualidades de suavidad y resistencia, lo cual las hace más fáciles de asear; sin embargo, también podemos encontrar fundas de algodón, lana, loneta, terciopelo u otras, con características diferenciadas que vale la pena conocer para no cometer errores irremediables al limpiarlas.

En general, debe saberse que el algodón, lino y lana, son fibras naturales, frescas, resistentes y ligeras, absorben rápidamente cualquier sustancia que podría mancharlas y por tanto requieren un mayor cuidado, pero toleran muy bien los lavados a máquina y se desmanchan con facilidad. Mientras que la chenilla y el terciopelo deben alejarse de la aplicación de calor, como la secadora o la plancha, para ellas siempre es preferible realizar un lavado en seco. Por su parte la loneta es muy fuerte y soporta bien tanto el lavado con agua caliente como el cepillado.

Recomendaciones del fabricante:

Además de conocer el tipo de tela es relevante conocer las recomendaciones específicas que nos dan los fabricantes del sofá para la limpieza de la tapicería, generalmente podremos encontrar entre los cojines una etiqueta que nos informa acerca de las instrucciones de limpieza más precisas que debemos procurar respetar en todo momento.

Telas desenfundables:

Si contamos con un mueble que podemos desvestir para colocar las fundas en la lavadora automática o lavarlas a mano, esto será una gran ventaja en la limpieza, de otro modo sabemos que debemos apegarnos al lavado en seco y la limpieza in situ, y probablemente debamos recurrir a un servicio profesional de limpieza cuando las manchas resulten muy difíciles de eliminar con estos métodos.

 

La limpieza cotidiana

Una vez conocidas las características del sofá que tomaremos en cuenta al momento de la limpieza, también debemos considerar que el cuidado de nuestro mueble es una tarea que debe realizarse regularmente, tal como el aseo general del hogar, y debe incluir cuidados como los siguientes:

El aspirado y cepillado:

Limpiar sofá de tela con AspiradorUn sofá de tela suele ser el imán perfecto para atraer polvo, suciedad, pelos de mascotas y otros residuos que al acumularse entre los cojines y en la superficie llegan a representar un difícil problema de higiene que además de ocasionar problemas de alergias y malos olores que perturban el descanso de las personas, desmejoran la estética de la tapicería y el mueble se observa opaco, desagradable y poco apetecible; por ello la recomendación es aspirar todo el mueble cada dos semana o al menos una vez al mes.

Para el aspirado es preferible usar una aspiradora de mano con el cabezal adecuado para tapicería y con un ciclo de aspirado suave, especialmente si la tela del sofá es delicada. También debemos cuidar aspirar muy bien en todas las partes del mueble, incluso la parte posterior y preferiblemente seguir un movimiento entrecruzado para abarcar todo, sin olvidar los pliegues y ranuras entre los cojines.

Luego de aspirar podemos cepillar con un cepillo de cerdas muy suaves o uno especial para telas, de esta forma evitaremos que la superficie se vea aplastada y retiraremos cualquier pelusa o peeling que se haya formado sobre la tela.

 

La limpieza sencilla:

Un aseo superficial y con una frecuencia de al menos una vez cada dos semanas puede hacerse sin necesidad de desenfundar el sofá, limpiando directamente las telas sobre el mobiliario. Para ello, bastará con usar un detergente suave diluido en un poco de agua tibia, empapar un paño limpio en la mezcla, exprimir ligeramente de modo que no se moje demasiado la tapicería, y frotar suavemente por toda la superficie haciendo leves movimientos circulares. Luego enjuagar el paño en agua limpia, exprimir y pasarlo nuevamente por todo el mueble. Dejar secar muy bien los cojines para luego disfrutar nuevamente de nuestro sofá completamente seco y limpio.

 

Una limpieza más profunda:

Aunque hagamos regularmente una limpieza sencilla de la tapicería, también será recomendable realizar una un poco más intensa con menos frecuencia, por lo menos una vez al mes podemos retirar todas las telas para higienizarlas en la lavadora o hacer un lavado a mano. En caso de que nuestras telas se observen muy sucias será apropiado dejarlas unas horas en remojo con un jabón neutro y agua tibia, para luego colocar en la lavadora en un ciclo de prendas delicadas. No es recomendable agregar lejía, suavizante o algún producto muy abrasivo. Para el secado es importante no aplicar temperaturas superiores a los 40º C ni exponer las telas directamente al sol, en todo caso es preferible dejar secar al aire libre en la sombra.

 

Limpieza en seco:

Si no es posible desenfundar las telas del sofá podremos hacer lo que se conoce como un “lavado en seco”, aseando los tejidos directamente sobre el mueble; para ello, existen numerosos productos comerciales de muy buena calidad con los que se obtienen excelentes resultados, entre estos sobresalen las espumas en espray, preferidas por muchas personas por su practicidad y eficacia, estas espumas contienen ingredientes activos que logran una buena limpieza y ayudan a retirar manchas leves, solo se debe rociar sobre la superficie y dejar actuar unos minutos para después pasar una toalla húmeda, la tela lucirá un poco mojada pero se secará rápidamente para dejarnos disfrutar de un sofá impecable.

La magia de los trucos caseros

Si no cuentas con el presupuesto para productos de limpieza especiales para tapicería, existen muchas alternativas muy económicas con ingredientes que usualmente tenemos en casa y con los que se consiguen un buen aseo.

Alcohol:

Por ejemplo, el alcohol común puede colocarse en una botella con atomizador para rociar la tela y luego pasar un cepillo de cerdas suaves y finalmente pasar un paño limpio, notaremos que la suciedad queda en el paño y el alcohol se evapora rápidamente dejando una superficie higienizada y agradable.

Zumo de limón:

Otra alternativa es mezclar en un recipiente con rociador ½ taza de agua, 1 vasito de alcohol, ½ vasito de jugo de limón y 1 cucharada grande de detergente liquido o lavavajilla, mezclar muy bien y rociar por secciones en la tela, iremos cepillando cada parte y pasando un paño levemente humedecido para retirar la suciedad, podremos distinguir entre las zonas limpias y las que todavía no se han trabajado a medida que vayamos avanzando, la diferencia es notable y el resultado final estupendo.

Cuando limpiar las manchas:

Para evitar que nuestro sofá se vea afeado por esas indeseables manchas en la tapicería, lo ideal es actuar muy rápido ante cualquier derrame accidental. Cuando cualquier sustancia caiga sobre las telas lo primero que debe hacerse es tratar de absorberla rápidamente con un paño limpio y seco, para evitar que penetre el tejido. Luego de eso podremos actuar dependiendo del tipo de mancha que vamos a tratar, pero siempre intentando como primera opción limpiar sencillamente con agua y un jabón suave, o frotar la zona con un paño humedecido con alcohol o vinagre.

Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de sofás es una tienda online especiallizada en Sofás, chaiselongue, sillones y sillones relax premiun a precio económico. En tu tienda de sofás somos fabricantes españoles que ofrecemos sofás a medida, personalizados con la máxima calidad. Nuestra gran producción nos permite ofrecer los mejores precios del mercado en sillones de gran calidad. A diferencia de otros comercios online y físicos nuestra estrategia no es ofrecer muebles de descanso abaratando a base de reducir su calidad, para tu tienda de sofás, con más de 40 años de experiencia en el sector es que nuestros sofás y chaise longue están creados para que ofrezcan la mejor comodidad durante el mayor tiempo posible.
Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de Sofás

Latest posts by Tu Tienda de Sofás (see all)