Sofás de piel blanco

Sofá de Piel BlancoLos muebles de piel consiguen imprimirle a nuestra estancia un aire de elegancia y modernidad muy apropiado para lograr un ambiente de vanguardia y muy distinguido que al mismo tiempo se presenta como una irresistible ocasión para el confort, una oferta de lujo y comodidad a la que difícilmente se resistirán nuestros invitados.

Estas cualidades se hacen más notables si se elige como tono de la tapicería un color tan deslumbrante como el blanco, con el cual cualquier sofá se convertirá en una pieza llamativa que reflejará la luz del salón y creará una inigualable sensación de limpieza, amplitud y magnanimidad, características propias de las decoraciones minimalistas tan en boga en las últimas décadas.

Sin embargo, ese equilibrado efecto de armonía producido por el color blanco puede verse opacado si la apariencia de nuestro sofá de piel se nota sombrío, descuidado, amarillento o con manchas. Para evitarlo es conveniente conocer la forma adecuada de limpiar y mantener este tipo de muebles en perfectas condiciones.

 

Cuidados que facilitan la limpieza del sofá de piel blanco

Un tapizado en piel suele ofrecernos grandes ventajas en resistencia y durabilidad que harán muy fácil su mantenimiento, pero también debe valorarse que existen ciertas condiciones ambientales que pueden arruinar un sofá de piel y hacer que la limpieza se convierta en una tarea muy difícil.

Por lo general, la piel se ve afectada por condiciones de climas extremos como el calor, la humedad y el aire muy seco, aspectos como la exposición directa al sol, al calor intenso o la intemperie pueden llegar a dañar irremediablemente su apariencia haciendo que produzcan grietas, peladuras, moho y feas manchas, por tanto el primer paso para mantener un sofá de piel hermoso y con un color impecable es cuidar que no le perjudiquen las variaciones climáticas que lo rodean.

 

La limpieza cotidiana

Sofá de Piel BlancoLas cualidades de la piel no ameritan una rutina de limpieza muy esmerada ni con demasiada frecuencia, un aseo cotidiano cada dos semanas será suficiente para conservar nuestro sofá en óptimas condiciones. Además se debe recordar que lo mejor para evitar deteriorar la piel es no someterla a procesos intensos de limpieza, ni aplicar productos muy abrasivos.

Lo ideal es hacer una higiene sencilla que incluya en primer lugar un aspirado suave por toda la superficie, esto nos permitirá deshacernos de todo el polvo y evitar que se acumule y se adhiera al tapizado. Una vez desempolvado, se puede limpiar toda la superficie con un paño humedecido en una mezcla de agua destilada y jabón neutro, frotando delicadamente con movimientos circulares.

Luego enjuagamos muy bien la toalla en agua fría y limpia para pasar nuevamente y retirar toda la suciedad desprendida por el jabón, cuando notemos que se ha aclarado totalmente podremos dejar secar ayudando con un paño limpio y seco hasta que no quede ningún rastro de humedad. En poco tiempo disfrutaremos nuestro sofá completamente limpio y fresco.

 

Limpiar profundamente la piel blanca 

En el caso de que por alguna razón hayamos descuidado por mucho tiempo la limpieza regular de nuestro sofá de piel blanco o notemos que requiere una higiene más intensa, podremos echar mano de un lavado más profundo, para lo cual prepararemos un recipiente con suficiente agua a la que agregaremos una buena cantidad de detergente neutro y un chorro generoso de un limpiador que contenga aceite de pino, un componente muy utilizado por su capacidad para desinfectar, higienizar y dejar un fresco aroma a pino.

La idea es lograr una mezcla muy jabonosa que produzca abundante espuma, pues es precisamente esa espuma la que usaremos para limpiar nuestro mueble. Tomaremos una esponja grande y suave para frotar la espuma de jabón sobre el tapizado y posteriormente pasar un cepillo de cerdas suaves, sin aplicar demasiada fuerza o restregar bruscamente, notaremos como se va desprendiendo toda la mugre acumulada.

Luego del cepillado pasaremos un paño limpio mojado con agua limpia y un poco del mismo desinfectante a base de aceite de pino, aclarando varias veces hasta notar que desaparece el jabón y la suciedad, para hacerlo más fácil puede trabajarse por secciones hasta abordar toda la superficie.

Terminamos pasando un paño limpio y seco. Los resultados son sorprendentes y podremos observar como la apariencia impecable y resplandeciente de nuestro sofá blanco vuelve a aparecer de forma casi mágica.

 

Los trucos de limpieza para sofás de piel blanca más efectivos

Para mejorar la limpieza habitual y evitar que se produzcan manchas existen algunos sencillos trucos caseros que pueden ayudarnos a cuidar un sofá de piel, a continuación te contamos algunos de ellos:

Toallitas de bebé:

Para la limpieza regular del sofá podemos utilizar las toallitas húmedas que se usan para el aseo de los bebes, es un producto muy económico que no contiene ingredientes abrasivos, por lo que no dañará la piel y la dejará muy limpia y fresca.

Alcohol:

Pasar una toalla o algodón empapado con alcohol puede ser una efectiva técnica de limpieza e incluso facilitar la desaparición de alguna mancha que haya quedado sobre el sofá.

Cerveza:

Otra buena opción de limpieza será pasar un paño humedecido con cerveza y luego otro con agua limpia.

Cítricos:

También puede intentarse quitar una mancha frotando suavemente una cáscara de limón o naranja sobre la piel, los aceites esenciales de estos cítricos nos permitirán limpiar sin hacer daño.

Clara de huevo:

Aunque parezca una receta de repostería un buen truco para eliminar manchas de un mueble de piel, consiste es batir una clara de huevo a punto de nieve y frotarla con un paño sobre la mancha, repitiendo hasta ver que desaparece.

 

No olvide acondicionar tu sofá de piel blanco

Un paso infaltable como parte de los cuidados de limpieza y mantenimiento que debemos darle a nuestro sofá de piel es la aplicaciones algún producto acondicionador. Para ello podremos elegir entre algún producto especializado disponible en el mercado, los cuales pueden usarse una o dos veces al año, debido a que generalmente poseen componentes de efecto prolongado que mantienen el brillo y la suavidad de la piel por mucho tiempo, y además, se puede optar por uno que proteja contra la humedad, evitando problemas de moho u hongos.

Si lo prefiere también puede preparar un efectivo acondicionador casero para aplicar al menos una vez al mes sobre la piel, una alternativa seria prepara una mezcla de dos partes de aceite de linaza con una de vinagre blanco, colocar en un recipiente con rociador y esparcir por toda la superficie con la ayuda de un paño limpio, notaremos la superficie suave y brillante.

Otros dos ingredientes recomendados son la trementina y la cera de abejas, mezcladas a partes iguales para aplicar con la ayuda de un paño, esperamos a que seque completamente y pasamos otra toalla seca, veremos nuestro sofá reluciente nuevamente.

Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de sofás es una tienda online especiallizada en Sofás, chaiselongue, sillones y sillones relax premiun a precio económico. En tu tienda de sofás somos fabricantes españoles que ofrecemos sofás a medida, personalizados con la máxima calidad. Nuestra gran producción nos permite ofrecer los mejores precios del mercado en sillones de gran calidad. A diferencia de otros comercios online y físicos nuestra estrategia no es ofrecer muebles de descanso abaratando a base de reducir su calidad, para tu tienda de sofás, con más de 40 años de experiencia en el sector es que nuestros sofás y chaise longue están creados para que ofrezcan la mejor comodidad durante el mayor tiempo posible.
Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de Sofás

Latest posts by Tu Tienda de Sofás (see all)