Antes de establecer cómo combinar un sofá gris con las paredes de tu salón, hablaremos un poco sobre este color. Al conocer sus propiedades, significación y diferentes presentaciones, resultará más comprensible el cómo crear combinaciones particulares.

El color gris

¿Qué es?

El color gris se clasifica como un color neutro, que nace de la combinación de dos o más colores. Dependiendo de los tonos que intervienen en su creación, se clasifica como acromático y cromático.

Gris acromático

Es la mezcla del blanco y el negro únicamente, cuando tienen una presencia en partes iguales, se obtiene el gris estándar. En el caso de que uno tenga más presencia que el otro, el gris podrá ser más claro o más oscuro.

Gris cromático

Nace de la combinación de varios colores, como los RGB, siglas en inglés para R/rojo, G/verde y B/azul. Al igual que los CMY, siglas en inglés para C/cian, M/magenta y Y/amarillo. Los resultados de estas fusiones amplían el abanico de opciones disponibles en la paleta de grises.

Significado del gris en la decoración

Para el diseño y la decoración de interiores o como color para un sofá, el gris es una tonalidad versátil, capaz de combinarse con cualquier color. Es uno de los favoritos para generar ambientaciones orientadas a la sobriedad, tranquilidad, espiritualidad, inteligencia y sencillez.

El gris según la psicología

Es destacable que la connotación psicológica del gris, expresa estados mentales y emocionales, tanto negativos como positivos. En líneas generales, el gris en la psicología puede hablar sobre experiencia, reflexión, sabiduría, perseverancia, seguridad, humildad, neutralidad y estabilidad.

Al momento de decorar es importante tener presente lo que transmite este color. El uso excesivo o mal administrado de este color, podría terminar con un espacio sin energía, aburrido y depresivo.

Versiones del color gris

Como se mencionó, la generación del gris depende de combinaciones en las que intervienen diferentes colores. En función al porcentaje de participación de cada color, se obtienen múltiples variaciones de la tonalidad. De tal modo que se cuenta con una paleta gris enriquecida, con azules, rojos, verdes y amarillos.

Es importante mencionar que, dependiendo del color dominante en el gris deseado, este puede transmitir sensaciones ligeramente diferentes. Por ejemplo, si el rojo tiene mayor presencia, la tonalidad grisácea es capaz de transmitir, sutilmente, calidez. Rasgo que resultaría adecuado para una habitación con estilo industrial femenino o romántico.

En otro ejemplo, un tono en el que el azul sea el dominante, las decoraciones masculinas como el industrial o el rústico, serían beneficiadas.

Muebles grises en la decoración de tu salón

Los tonos neutros son los favoritos en las tendencias modernas de diseño y decoración interior. Los cuales están sujetos a los gustos del público en general, que ha mostrado un marcado interés por apariencias estéticas específicas. De tal modo que, los colores que reúnen ciertas características han tomado la vanguardia, convirtiéndose en los protagonistas. En tal sentido, explicamos qué son los colores neutros y por qué son tan populares.

Tonos neutros

El color gris, es la raíz de la gama de tonos neutros, acompañado por colores  puros como el blanco y el negro. Dentro de estos también se cuenta el marrón en sus versiones más cercanas al gris. Pero, sin duda alguna, todos los colores grisáceos son neutros, razón por la cual estas opciones han adquirido la significación del gris.

Es así como los tonos neutros son conocidos por transmitir paz, intimidad, elegancia, tranquilidad, sosiego y descanso. Rasgos valorados por las personas modernas, y en consecuencia por las tendencias decorativas.

Por lo tanto, es común encontrar muebles grises como un sofá como parte de la decoración del salón, ya que estos invitan al descanso y relajación. Sin embargo, dependiendo del tipo de gris con el que esté tapizado el mueble, la personalidad de la ambientación puede ser totalmente diferente.

Cómo combinar un sofá gris con las paredes de tu salón

Según el color de la pared

Hay una inmensa variedad de tonalidades y estilos, con los que se pinta una pared. Para hacer una explicación sencilla, se establecerán los colores de paredes más populares y cómo se combinaría el gris del sofá con estas.

Paredes mono cromáticas

Dentro de estas, se engloban los salones con un solo color en todas sus paredes, seguidamente se mencionan los más usados:

Pared Blanca

Las paredes blancas son las más clásicas y tradicionales, pueden describirse como atemporales ya que nunca pasan de moda. Al igual que el gris, el blanco es un color neutro, caracterizado por ser sinónimo de limpieza e higiene.

Gracias a que ambos son neutros, esta es una de las mejores combinaciones ya que es armónica, equilibrada y extremadamente versátil. El toque de particularidad lo hará la saturación del mueble y el resto de los elementos decorativos.

Ejemplo

Una pared blanca con muebles en gris claro, es ideal para estilos decorativos como el minimalista o el nórdico. Por otra parte, la tendencia sofisticada Blanco y Negro, un sofá antracita o gris azabache, hará el contraste ideal.

Otra combinación sería, pared blanca, mueble gris estándar, cojines de colores vibrantes, cuadros llamativos de la cultura popular, alfombras psicodélicas, etc. Dan vida a la tendencia Pop Art, sin mayores complicaciones.

Paredes Neutras

Como se explicó anteriormente, los colores neutros provienen del gris en su mayoría, al igual que gozan de gran popularidad en sofás y chaiselongue. En este contexto, algunos de los colores más usados para pintar paredes son gris ceniza, plata, blanco humo, alice blue, acero, níquel, gris de payne, pizarra, entre muchos otros.

Al igual que el blanco, los colores neutros dan como resultado paredes atemporales, que transmiten calma, tranquilidad y elegancia. Los sofás y otros muebles grises son excelentes complementos, siempre y cuando se escoge la tonalidad adecuada junto a otros elementos decorativos.

Usar muebles grises

Las dos maneras de usar sofás o sillones grisáceos, es crear un efecto degradado o hacer contraste. La elección del método, dependerá del objetivo que el decorador esté buscando en la decoración.

El efecto degradado es que los muebles tengan uno o dos tonos más claros u oscuros, que el usado en las paredes. De esta manera, el ambiente está dotado de una sutil continuidad.

En cuanto al contraste, se trata de usar muebles en gris oscuro cuando las paredes tengan grises claros, o viceversa. El punto positivo de esto, es que la decoración tiene un rasgo impactante pero no genera tensión visual, ya que es esencialmente neutra.

Paredes claras y oscuras

Los colores claros tienen un alto grado de luminosidad, por lo que son dinámicos, energéticos, alegres, joviales y estimulantes. Dentro de estos se cuentan los amarillos, verdes y naranjas. En las opciones oscuras se encuentran los rojos, azules y negros, ofrecen una sensación de madurez, seriedad y elegancia.

Englobamos esta gama de colores, porque se presentan en sus versiones más saturadas. Es decir, son tonalidades potentes con la capacidad de dar una fuerte impresión.

Uso de los muebles grises

Las paredes en colores claros (amarillas, verdes y naranjas), se llevan bien con los tonos grisáceos en cualquiera de sus saturaciones. Sofás y Chaise Longues grises, disminuyen la tensión visual provocada por estos colores vibrantes.

Por otra parte, para las paredes oscuras (rojas, azules y negras), se aconsejan los muebles gris claro, principalmente. Esto tiene que ver con lo que se explicó, sobre lo que transmiten los tonos grisáceos. La mezcla de colores oscuros con grises oscuros, son susceptibles a dar como resultado espacios un tanto negativos.

Paredes multi cromáticas

Una pared de color distinto

Pintar una pared del salón de un color distinto, es una tendencia que genera percepciones distintas de las dimensiones. Si un salón es largo, pintar la pared del fondo con un color oscuro o claro, lo hará parecer más cuadrado y equilibrado. En caso de que sea pequeño, pintar las paredes de los lados con tonos fuertes y la del fondo en blanco, dará la impresión de ser más largo.

Uso del mueble gris

Debido a que esta manera de pintar busca, normalmente, mejorar la percepción del espacio, se recomiendan los muebles gris claro. Dentro de esta modalidad, el color más claro o neutro es el que aumenta la percepción de ensanchamiento o alargamiento. Por lo tanto, los muebles grisáceos claros, son medios que potencian este efecto.

Paredes con figuras

Esta es otra manera de crear distintas percepciones visuales sobre el tamaño real del salón. Se encuentran diseños que dibujan una línea diagonal, que divide dos colores que contrastan o en degradado. En otros, se observan figuras geométricas y lineales, trazadas a lo largo o ancho de las paredes, dependiendo la impresión que se quiera lograr.

Uso del mueble gris

Debido a la pluralidad cromática de estas paredes, los muebles grises pueden cumplir diferentes funciones. Se quiere decir que, los sillones, Chaise Longue, butacas o sofás, que son de color gris pueden complementar cualquier configuración. El truco se encuentra en escoger la saturación adecuada del gris, es decir, si se quiere crear una sensación degradé o contrastante.

Según la textura o material de la pared

Paredes de concreto de obra, cemento pulido, cerámica, madera, ladrillo de obra y ladrillo blanco, son las más frecuentes. Las cuatros paredes de los salones pueden estar hechas con estos materiales, o encontrarse solo una o parte de una.

Uso del mueble gris

Como se ha hecho énfasis a lo largo de este artículo, el gris es un color muy versátil con capacidad de combinar con cualquier tono. Los materiales no son una excepción, sin embargo, la textura del mueble juega un papel importante en este caso.

El gris se puede encontrar en la mayoría de los tejidos naturales y sintéticos actuales. Por lo que, dependiendo del material en la pared, algunos de estos serán más apropiados que otros.

Ejemplos

Los ladrillos de obra y el concreto de obra, son propios de las decoraciones industriales o rústicas, en las que los materiales al desnudo son una característica propia. Muebles tapizados con tejidos de aspecto rústico como chenillas, lonetas, lino, etc; serían los complementos ideales. Asimismo, estos muebles tienden a ser grandes como Chaise Longue, sofás rinconeros y sofás en L, todos en sus versiones XL, XXL y XXXL.

Para la madera, concreto pulido y la cerámica, muebles grises con aspecto un poco más delicado serían los indicados. Como por ejemplo, algodón, terciopelo, seda, pieles sintéticas, entre otros. Del mismo modo que se aprecian estructuras de aspecto ligero y delicado, encontrándose muebles de patas altas junto a diseños rectos con superficies firmes.

Conclusiones para combinar un sofá gris con las paredes de tu salón

El gris es un color neutral y adaptable, que puede incluirse con facilidad en cualquier tipo de decorado interior.

A pesar de la buena afinidad de este color, se debe tener en cuenta el nivel de saturación del mismo. Con la finalidad de potenciar la esencia que se busca explotar en la decoración.

La composición de los muebles, en cuanto a diseño y materiales, también deben ser tomados en cuenta. Estos ayudan a acentuar la orientación de la tendencia decorativa.

 

Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de sofás es una tienda online especiallizada en Sofás, chaiselongue, sillones y sillones relax premiun a precio económico. En tu tienda de sofás somos fabricantes españoles que ofrecemos sofás a medida, personalizados con la máxima calidad. Nuestra gran producción nos permite ofrecer los mejores precios del mercado en sillones de gran calidad. A diferencia de otros comercios online y físicos nuestra estrategia no es ofrecer muebles de descanso abaratando a base de reducir su calidad, para tu tienda de sofás, con más de 40 años de experiencia en el sector es que nuestros sofás y chaise longue están creados para que ofrezcan la mejor comodidad durante el mayor tiempo posible.
Tu Tienda de Sofás
Tu Tienda de Sofás

Latest posts by Tu Tienda de Sofás (see all)