Almohada VISCOELÁSTICA para el cuidado cervical Cervical - Especial anti presión sangüinea | Ecovisco Delanubbi Ver más grande

Almohada viscoelástica ECOVISCO

Almohadas Delanubbi. Almohada Ecovisco con viscoelástica producto desarrollado por la NASA y anti presión.

Más detalles

46 €

Productos Relacionados

Ficha técnica

PropiedadesViscoelástica

Más

Almohada Ecovisco Delanubbi

Almohada Ecovisco Delanubbi, “Una delicia de descanso”

 Descripción

La almohada Ecovisco Delanubbi es un excelente complemento de descanso para quienes buscan elevar sus condiciones de comodidad y disfrutar de un sueño muy placentero. La viscoelástica es un material desarrollado por la NASA durante los años sesenta y su principal cualidad es una alta capacidad de adaptación y ajuste perfecto al peso y la temperatura corporal. Utilizado en las almohadas este componente favorece de múltiples maneras la consecución de un buen descanso, debido a que se amolda completamente a la anatomía provee una superficie muy agradable que genera una gran confortabilidad al durmiente. Este suave ajuste entre la piel y la viscoelástica disipa los puntos de presión por peso y facilita el flujo sanguíneo. Al mismo tiempo brinda un buen soporte al cuello y la zona cervical, contribuyendo a eliminar las molestias en esa área y mantener una postura correcta al dormir. Esta almohada además cuenta con una práctica funda con cremallera elaborada en poliéster, un tejido muy higiénico, suave y resistente.   

 

 Composición

La almohada Ecovisco está compuesta de viscoelástica, un material muy versátil utilizado con frecuencia en la elaboración de artículos de descanso, esto debido a sus cualidades de adaptabilidad y suave firmeza, por las que se ajusta con facilidad a la anatomía del durmiente y al mismo tiempo brinda un buen apoyo ala cabeza, el cuello y toda la zona cervical, favoreciendo una correcta alineación con la columna vertebral y por ende un mejor descanso. A esta comodidad se añade una funda elaborada 100% en poliéster, un textil que destaca por su docilidad y transpirabilidad.  

 

 ¿Para Quién Se Recomienda?

La viscoelástica ha sido usada con gran éxito en la confección de artículos terapéuticos diseñados para brindar un gran alivio a las personas con diversos padecimientos musculares. Su capacidad adaptable facilita una correcta alineación del cuello y la columna al dormir, por tanto provee un soporte ergonómico y confortable que beneficiará al durmiente en cuanto al mantenimiento de una postura adecuada, el despeje de las vías respiratorias y un buen flujo sanguíneo. Es por ello, que esta almohada se recomienda especialmente a personas  que tiendan a acumular tensión muscular en la cervical y los hombros, para quienes son propensos a roncar, tienen problemas circulatorios o aquellos que les cuesta encontrar una posición cómoda la acostarse. 

 

 Materiales

Una apropiada selección de materiales es la mejor garantía para la confección de un producto de calidad. La almohada Ecovisco Delanubbi está elaborada utilizando la viscoelástica como componente principal, por su alta capacidad de resiliencia es un material indeformable, capaz de recuperar su forma original aún después de un uso intensivo, por tanto puede mantener su volumen, suavidad y firmeza por mucho tiempo, permitiéndole al usuario disfrutar de un excelente producto con un extenso ciclo de vida. Este confortable núcleo interior de viscoelástica se recubre con una funda elaborada en poliéster 100% lo cual le añade docilidad y ventilación a la almohada, manteniéndola fresca y con una superficie muy agradable.

 

 Características Almohada Ecovisco Delanubbi:

 Viscoelástica producto desarrollado por la NASA

La espuma viscoelástica es un componente obtenido después de arduas investigaciones y experimentos realizados específicamente por la NASA durante los años sesenta, esto con el fin de lograr un material con una estructura que permitiera aliviar de alguna forma la presión que ejercían los tejidos sobre el cuerpo de los astronautas durante el despegue de la nave. Los resultados no pudieron ser mejores, la viscoelástica ha demostrado sus múltiples ventajas como elemento de confort y eliminación de los puntos de coerción que se producen por el peso del cuerpo al reposar sobre una superficie. No en vano desde los años noventa este componente se comenzó a utilizar en la confección de colchones, almohadas y otros artículos terapéuticos para mejorar las condiciones de comodidad para personas hospitalizadas que debían permanecer mucho tiempo en cama. Hoy en día ese uso se ha diversificado llevando los beneficios de la viscoelástica hasta todo tipo de personas en múltiples accesorios de descanso para el uso cotidiano.    

 Soporte perfecto como almohada

Una de las cualidades más destacadas de la viscoelástica es precisamente su adaptabilidad, esa condición de amoldarse con facilidad a la forma del cuerpo brindándole una agradable sensación de cobijo, sin embargo, es importante destacar que no se trata de un material que se hunde cediendo al peso del durmiente, sino que logra una equilibrada armonía entre firmeza y flexibilidad. Es por ello que la almohada Ecovisco Delanubbi ofrece una superficie suave y acogedora, pero al mismo tiempo estable y consistente, lo cual la convierte en un soporte adecuado que favorece una correcta postura del durmiente y constituye un apoyo estable para la necesaria alineación del cuello y la columna. De esta forma, los músculos y vertebras ubicados en la zona cervical se sentirán relajados y aliviados, produciendo un descanso altamente recuperador.

 Auto adaptación dependiendo del peso y la temperatura corporal

Otra de las características de la viscoelástica es su capacidad de responder y ajustarse a las características del peso y temperatura corporal. Su estructura de células abiertas lo hace un componente sensible al calor del cuerpo, de forma que al entrar en contacto con la piel de la persona percibe su temperatura y se ajusta a su anatomía formando una especie de molde personalizado, sin dejar de ser firme y consistente. Dicho de otra manera, la espuma viscoelástica absorbe el calor y se hace flexible acogiendo el peso de la persona sin presentar resistencia ni rigidez que puedan producir presión en el roce con la piel. Esta es una cualidad que se aprovecha en la almohada Ecovisco Delanubbi paraofrece un confort adaptable y muy agradable.    

 Anti presión alivia la presión sanguínea

La capacidad de la viscoelástica para disipar los puntos de presión que se producen entre la piel y la superficie de la almohada debido al peso de la cabeza, facilita el flujo sanguíneo. Siendo un material que se adapta al durmiente, garantiza que no se producirá esa rigidez o presión que se da con otros materiales y que entorpece la correcta circulación de la sangre, pudiendo producir lesiones en la piel, una sensación de hormigueo o adormecimiento, o incluso una incómoda tensión que hará que la persona se mueva y cambie constantemente de posición buscando una postura más confortable. En cambio, con una almohada de viscoelástica la persona disfrutara de un alivio en la presión sanguínea que le permitirá un descanso más placentero.    

 Funda con cremallera 100% poliéster

El núcleo de viscoelástica en la almohada Ecovisco Delanubbi esta reguardado por una práctica funda con cremallera elaborada 100% en poliéster. Este textil es sumamente apreciado en la confección de productos que deben soportar un uso intensivo, debido a su resistencia y alta tolerancia al roce constante. El poliéster, además, es una tela ligera y suave, con mucha transpirabilidad, por lo que facilita la ventilación de la almohada evitando que se acumule humedad y se produzcan problemas con bacterias, hongos, ácaros y otros molestos microorganismos. La cremallera de la funda permite retirarla para una limpieza profunda cada vez que se considere pertinente.    

 

 Usos /Confort

La escogencia de una almohada es ante todo una decisión personal, para la que resulta conveniente indagar acerca de las cualidades y ventajas de los diferentes materiales disponibles en el mercado. En el caso de la viscoelástica, se trata de un componente muy apreciado en los productos de descanso, que se ha convertido en uno de los preferidos para las personas que buscan disfrutar de los múltiples beneficios de alivio y confort que produce para el durmiente. La viscoelástica, al eliminar los puntos de presión generados por el peso corporal, facilita un correcto flujo sanguíneo. Asimismo,  su firme soporte al cuello y la cabeza mantiene relajados los hombros y los músculos de la zona cervical, por lo que la persona sentirá una importante distención y se despertará completamente reposado y lleno de vitalidad. No en vano, este tipo de almohadas son consideradas terapéuticas y suelen ser usadas por quienes sufren frecuentes molestias por dolores en la espalda, el cuello y la cervical.   

 

► Mantenimiento

La conservación de la almohada en excelentes condiciones depende en gran medida de realizar tareas cotidianas de mantenimiento como sacudirla y ventilarla regularmente, darle la vuelta con frecuencia, aspirarla por lo menos una vez al mes, y usar una funda protectora antialérgica y muy transpirable. En el caso de las almohadas viscoelásticas la recomendación es no lavarla, al menos su núcleo central en donde reposa el material viscoelástico, ya que el mojarlas puede ocasionar que pierda sus propiedades de adaptabilidad. Es por ello, que el modelo Ecovisco Delanubbi incluye una funda con cremallera, de forma que puede retirarse y lavarse cuando se considere necesario. Sin embargo, en caso de que el interior requiera una limpieza, puede hacerse utilizando un poco de agua tibia con jabón neutro, humedeciendo un paño y frotando con suaves movimientos circulares por toda la superficie, luego pasar una toalla limpia y dejar secar la humedad muy bien.

 

 “Elegir la almohada correcta”

La selección de la almohada correcta depende en gran medida de nuestros gustos personales y de lo mucho que disfrutemos la confortabilidad que nos ofrece. Sin embargo, algunos otros aspectos que se deben tomar en cuenta a la hora de comprar una almohada nueva incluyen: el ancho de la almohada deberá ser siempre superior a la anchura de los hombros. El grosor adecuado dependerá de la posición que acostúmbrenos tener al dormir; por ejemplo, una almohada baja de unos 10 cm se recomienda para duermen boca abajo; una almohada mediana de 12 a 13 cm, para quienes se tienden sobre la espalda; y una almohada media-alta de 15 cm para las personas que duermen de costado. También, es recomendable probar con anticipación la almohada y observar si nos ayuda a mantener una postura correcta, es decir que la cabeza, el cuello y la columna se encuentren alineados.    

 

Almohadas

Opiniones


Haz clic aquí para dar tu opinión