Almohada para Cuna de fibra resinada - Suavidad y cuidado para Bebé - anti alérgica - Delanubbi Ver más grande

Almohada CUNA

Almohadas Delanubbi. Almohada Cuna con fibra resinada.

Más detalles

14 €

Productos Relacionados

Ficha técnica

PropiedadesFibra resinada

Más

Almohada Cuna Delanubbi

Almohada Cuna Delanubbi,  “Un suave apoyo para los más pequeños”

 

 Descripción

La almohada Cuna de Delanubbi está especialmente diseñada para brindar un buen apoyo y agradable confort a los más pequeños de la casa, sus dimensiones y materiales son ideales para complementar el descanso diario de los niños y brindar condiciones cómodas y acogedoras en la cuna del bebé. Elaborada en una fibra de poliéster resinada que le otorga cualidades de suavidad, esponjosidad, transpirabilidad y durabilidad; que se complementan con una funda fija en tejido 50% algodón y 50% poliéster, que favorece la frescura, ligereza y docilidad de este modelo. Una excelente opción de compra con una insuperable relación calidad-precio.

      

► Composición

Este modelo cuenta con la practicidad y sencillez de una almohada hecha para la comodidad diaria de los niños,  confeccionada con elementos que ofrecen múltiples ventajas de confort y durabilidad. El relleno compuesto por fibra resinada de alta calidad, esponjosa, suave, que no se apelmaza, ni se deforma; se encuentra protegido por una funda fija de poliéster y algodón, que añaden en resistencia y comodidad al diseño. Posee cualidades hipoalergénicas, se mantiene fresca y limpia, y es completamente lavable

 

 ¿Para Quién Se Recomienda?

La almohada de cuna Delanubbi está hecha especialmente para el confort de los niños después de un año de edad, etapa durante la cual los expertos recomiendan comenzar a familiarizar al pequeño con el uso de este accesorio de descanso; antes de eso la mayoría de los pediatras coinciden en que no es aconsejable que el niño duerma con almohadas, cojines, peluches u otros elementos blandos cercanos a la cabeza, esto por el hecho de que los hace más vulnerables ante el síndrome de muerte súbita. Por tanto, los niños mayores de un año que ya requieren ese apoyo que les ayude a alinear la cabeza y la columna podrán disfrutar de las condiciones de comodidad que les ofrece este modelo.

 

 Materiales

Para la fabricación de esta almohada de cuna se combinan materiales de alta calidad que aportan cualidades de confort, resistencia y perdurabilidad al modelo. Para ello se conjugan la indeformabilidad, suavidad y alta resiliencia de la fibra resinada, que además, es muy valorada en la confección de productos de descanso dado que ofrece condiciones de higiene, frescura y transpirabilidad que benefician al usuario, especialmente si se trata de niños pequeños. Aunado a ello, la fibra textil de poliéster y algodón que se utilizan para la elaboración de la funda resulta un aporte extra de docilidad, comodidad, durabilidad y frescor que presenta esta almohada, convirtiéndola en un complemento ideal para el dulce sueño de los pequeños.

     

► Características Almohada Cuna Delanubbi:

 

 Fibra resinada

Para la confección de la almohada Cuna Delanubbi se ha utilizado una fibra sintética derivada del poliéster que posee valiosas cualidades que favorecen un buen confort para nuestros niños a la hora de descansar, se trata de un material muy higiénico y transpirable que repele la húmeda interior, evitando con ello los problemas de proliferación de bacterias, ácaros, hongos y otros, así como malos olores, y afecciones por alergias en el pequeño; además, posee una alta capacidad de recuperación, al tiempo que brinda un agradable ajuste a la anatomía de la cabeza, ofreciéndoles una suave acogida al cuello y la zona cervical. Adicionalmente, a esta fibra se le ha dado un acabado superficial de resina que le otorga una mayor resistencia, impermeabilidad y textura satinada para favorecer aún más la comodidad durante un el sueño, y la perdurabilidad de la almohada.     

 

 100% poliéster

La materia prima utilizada en la fabricación de las fibras y los tejidos son 100% poliéster, una resina plástica desarrollada durante los años 40´ y que ofrece grandes ventajas en la confección de textiles y otros componentes a los que reviste de durabilidad, resistencia y una alta tolerancia al roce. El poliéster resulta ideal en la elaboración de productos que requieren de flexibilidad, ligereza, una suave textura y buena transpirabilidad, cualidades que se aprovechan en las características de la almohada Cuna Delanubbi.

 

 Funda Fija 50% algodón y 50% poliéster

La almohada Cuna Delanubbi protege su contenido interiorcon una funda fija sin cremallera elaborada con una equilibrada combinación de 50% algodón y 50% poliéster que favorecen la docilidad, resistencia y frescura de la almohada. Ideal para afianzar el confort de la fibra y brindar una suave superficie al pequeño. Esta acertada combinación de textiles resalta la sensación esponjosa de la almohada y el suave contacto con el niño. El aporte del algodón como fibra natural, ligera y transpirable es determinante para incrementar las condiciones de confort.

 

► Usos /Confort

La apropiada combinación de materiales permite a la almohada Cuna Delanubbi ofrecer al niño una superficie suave y confortable en la que encontrará el apoyo ideal para mantener perfectamente alineada su cabeza con el resto del cuerpo, mejorando su descanso y favoreciendo un sueño placido y agradable que le ayudará a desarrollar un proceso de crecimiento sano y feliz. Las cualidades higiénicas e hipoalergénicas de la fibra, mantendrán este accesorio de descanso limpio y libre de ácaros u otros microorganismos causantes de las alergias y molestias respiratorias que suelen afectar a muchos niños. Asimismo, la transpirabilidad de este material dejará circular el aire hacia el interior de la almohada manteniéndola fresca y sin humedad, produciendo una deliciosa sensación al contacto con la piel del pequeño.  

   

 Mantenimiento

Aunque los materiales elegidos para su confección posean una alta calidad, todo artículo de descanso requiere de ciertas técnicas de cuidado y mantenimiento para conservarlo por mucho tiempo en excelentes condiciones. Para ello es conveniente realizar acciones como: sacudirla, voltearla y airearla con regularidad, aspirarla ocasionalmente, y distribuir equilibradamente el relleno diariamente. Además, es recomendable proteger la almohada utilizando una funda de algodón, antialérgica y muy transpirable, la cual es favorable lavarla semanalmente. El relleno de fibra resinada de la almohada Cuna Delanubbi, nos permite lavarla cuando sea necesario, esto puede hacerse a mano o en la lavadora, siempre cuidando de utilizar un jabón neutro y una temperatura que no supere los 40º en la lavadora, o usando agua fría si se hace manualmente. No se aconseja usar lejía, detergentes muy fuertes o productos muy abrasivos, ya que su composición química puede resultar muy agresiva para la fibra y desmejorar sus condiciones de confort. Puede secarse en la secadora usando una temperatura muy baja o dejarse airear en el exterior, observando que se elimine completamente la humedad. Para una mejor perdurabilidad es preferible que la frecuencia de lavado sea muy baja.

 

 La importancia de la almohada:

“Los niños y el uso de la almohada” La almohada se ha convertido en un elemento indispensable en el descanso de la mayoría de los adultos, sin embargo para los niños es un accesorio que no se debe incorporar sino hasta después de cumplido el año de vida. Al menos, esta es la recomendación reiterada de muchos pediatras y especialistas, esto debido a que durante los primeros meses de existencia los niños tienen una proporción mucho mayor de la cabeza con respecto al cuerpo, lo cual les permite dormir bien sin ningún apoyo; además, se conoce que uno de los factores que incide en los lamentables casos de muerte súbita que se dan entre los lactantes es precisamente el uso de cojines, almohadas, peluches y otros elementos blandos alrededor de los bebés. De modo que no es sino hasta alcanzado el año, cuando ya se han superado los riesgos de este síndrome, cuando el niño debe comenzar a familiarizarse con el uso de la almohada. Al igual que con los hábitos de sueño, el pequeño aprenderá paulatinamente a utilizar el apoyo de la almohada para mantener el equilibrio entre el cuerpo y la cabeza. Sin lugar a dudas, un sueño placido y recuperador es tan fundamental en los niños como en los adultos, pues su organismo repasa, organiza y procesa todo el aprendizaje adquirido durante el día. Es muy probable que durante los primeros días el pequeño tienda prescindir de la almohada, pues la dinámica de su movimiento durante el sueño puede hacer que termine muy alejado de ella. Progresivamente, el niño logrará mantener una postura más estable y un sueño más tranquilo, similar al de los adultos, entonces comenzará a habituarse a la almohada. Ahora bien, si se ve desde el punto de vista del desarrollo físico, la almohada será necesaria cuando el ancho de los hombros ya sea superior al de la cabeza, por lo que puede ladearse el cuello al dormir, esto generalmente sucede hacia los dos o tres años. Por tanto, este apoyo así como el de un colchón de calidad, resulta fundamental para evitar que le afecten posibles problemas en la espalda o la columna durante su crecimiento, recordemos que una postura correcta al dormir es muy importante para todo ser humano. Evidentemente, este proceso de adaptación a la almohada será mucho más fácil si se le provee al niño una superficie suave, esponjosa y transpirable como la que ofrece la almohada Cuna de Delanubbi. Sus condiciones de confort son ideales para acoplarse fácilmente a los movimientos del pequeño, ajustarse de manera flexible a su anatomía y brindarle un contacto limpio y fresco.                    

 

 

 

 

Almohadas

Comentarios

Haga clic aquí para dejar un comentario